OPINIÓN: Armenta y ¿los mensajes subliminales de la política?

Ahora el turno le ha tocado a Alejandro Armenta. Ex priista (de toda la vida) hasta dirigente estatal del partido fue, quiere ser el candidato por MORENA al gobierno de Puebla.

jcsd-header

Se dice que el verdadero valor de una fotografía se lo da el tiempo. También se dice que la gente no tiene memoria. Y una cosa más que “se dice” es que los políticos se valen de todo para poder posicionarse.

Hace diez años, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), tenía en el gobierno de Puebla a Mario Marín Torres. Ya era esa parte del sexenio en la que se empiezan a asomar quienes pretenden ser el siguiente ungido para el mandado estatal. Comenzaban las grillas y las autopromociones.

El PRI, para variar, tenía varios “pre” candidatos que se la jugaban para ser el elegido. Mientras unos se hacían las víctimas, otros aprovechaban sus relaciones con el gobernador en turno, y unos más invertían con sus amigos empresarios para quedar posicionados en la mente del votante.

Con lo anterior me refiero a Javier López Zavala y Mario Montero. El segundo, hizo de todo para ganar la candidatura, como usar espectaculares con su nombre ¡pero! sin su nombre. El siguiente par de fotografías, que realicé hace 10 años, lo explicarán mejor.

Mario Montero, fue cuestionado por colegas y medios, sobre los mensajes “subliminales” que aparecían en esos espectaculares. Él se deslindó, pero hubo algo que siempre levantó sospechas: primero, que uno de los anuncios pertenencia a su padre, presentador de noticias de toda la vida –que nunca se había puesto a auto promocionarse– y que dichas vallas fueron retiradas casi de inmediato.

Si alguien le creyó, pues no lo sabemos, las imágenes ahí están.

El panismo, mejor dicho, el Morenovallismo tampoco se quedó atrás. En el 2016, José Antonio Gali Fayad, que prefiere posicionarse como “Tony Gali”, ganó las elecciones a la mini gubernatura. Y no es que haya sido el eje de su pre campaña, pero… también usó mensajes “ocultos” al pagar la parte trasera del transporte público. Nomas que ahí, eran los “Tacos Tony” los protagonistas. Aquí el ejemplo:

Ahora el turno le ha tocado a Alejandro Armenta. Ex priista (de toda la vida) hasta dirigente estatal del partido fue, quiere ser el candidato por MORENA al gobierno de Puebla.

¿Será por traer la escuela del PRI o de político? O porque cree que la gente es medio bruta. Pero vuelve a hacer lo que ya se hizo. Ya hemos visto cómo en las telenovelas y películas hay crisis de creatividad y sacan del baúl o archivo muerto ideas que algunas vez medio pegaron, pero esto es demasiado.

Foto: Juan Carlos Sánchez Díaz

Entre el espectáculo priista montado por tres de los aspirantes a MORENA, el viernes pasado, en sus instalaciones estatales que: llevaron acarreados, templetes y bloquearon las calles sin mayor remordimiento… ¡hasta invadieron el sagrado carril de RUTA! Con esto no queda duda de la pobreza de estrategias.

¿Seguirá ahora la innovadora estrategia de la guerra sucia? Auguro que en próximas semanas estarán “sacando sus trapitos” y también preveo que, cuando finalmente uno de ellos sea el elegido, dirán que son un partido unido y apoyarán al candidato/a. Cuando lo vea en los medios, no se alarme, recuerde que yo se lo predije, jeje.

De verdad deseo que no sean, una vez más, campañas de hueva; tan desgastantes que, cuando finalmente llegue el día de votar, no estemos decepcionados y quien realmente gane, sea el abstencionismo.

También deseo que los políticos mejoren en sus estrategias. Porque eso de querer repetir tu nombre hasta el cansancio, sin que necesariamente se relacionen unas publicidades con otras, es patético.

Si usted ha llegado a leer hasta aquí, muchas gracias.

Pueden contactarme en: juancarlos@poblanerias y en Twitter, a través de:

Juan Carlos Sánchez Díaz es un periodista multimedia, director de Poblanerías.com y docente universitario. Ha colaborado en diversos medios y agencias de noticias nacionales e internacionales, así como en conferencias. Es Diplomado en Periodismo de Investigación por el CIDE; Master en Periodismo y Comunicación Digital por la UAB y Maestro en Comunicación y Medios Digitales por la UDLAP.


POB/LFJ