OPINIÓN: En Puebla, despiertan estructuras digitales en torno a la gubernatura

Las estructuras digitales prácticamente estuvieron muertas después del resolutivo del TEPJF en favor de Martha Erika Alonso (DEP), el año pasado.

AAG-PUEBLA-PUBLICA

El proceso electoral extraordinario en Puebla ya comenzó. Y con ello, el despertar de las estructuras digitales que se mantuvieron prácticamente muertas después del resolutivo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en favor de Martha Erika Alonso (DEP), en el último trimestre del año pasado.

Las redes sociales en las que se están moviendo estas cuentas no humanas son: Facebook, Twitter y comienza una migración importante hacia Instagram, una plataforma hasta ahora “virgen” de asuntos relacionados con política y remarketing –positivo y negativo – pero con alta incidencia en los grupos jóvenes de hombres y mujeres.

El reacomodo de los asuntos políticos de Puebla también causa efectos en la organización de esta estructura digital. Hasta ahora, los grupos predominantes, según estimaciones de la empresa Tecnopolítica, cuenta con 2,300 perfiles sociales listos para bombardear a los usuarios de estas plataformas.

Al interior de Morena, las cuentas de apoyo se dividieron en tres grupos importantes: a) La estructura digital formada a sazón de José Juan Espinosa Torres, actual diputado de la coalición Juntos Haremos Historia, quien mueve sus influencias con cuentas provenientes de Las Ánimas. Este grupo también impulsa actividades de su esposa Nancy de la Sierra, y de las actividades de los gobiernos municipales de Luis Alberto Arriaga en Cholula, Antonio Teutli, en Coronango y María Guadalupe Daniel en Cuautlancingo, aunque en menor medida.

B) Las cuentas no humanas vinculadas a Gabriel Biestro, presidente del Congreso de Puebla, y del partido Morena en el estado. Estos perfiles sociales demuestran su simpatía con los designios del presidente Andrés Manuel López Obrador y también, son un apoyo importante para Luis Miguel Barbosa Huerta, actual aspirante a la candidatura al gobierno del estado.

c) La estructura de reciente formación, pero mucho más organizada que el resto de los otros dos grupos, es la que impulsa al senador Alejandro Armenta Mier, también aspirante a la candidatura de Morena al gobierno de Puebla. Su diferencia principal es que su impulso se encuentra en Facebook.

Al interior del Partido Revolucionario Institucional, las estructuras digitales no han logrado unificarse de cara a la elección del 2 de junio. Por un lado se observa el liderazgo de las cuentas vinculadas al sector juvenil PRIMX, numeroso y organizado, impulsando al institucional Javier Casique Zárate, diputado y presidente del CDE.

No obstante, también existe otro grupúsculo de jóvenes críticos –con menos uso de cuentas no humanas – que impulsan actualmente a Guillermo Deloya, excandidato a la alcaldía de Puebla, una de las voces inconformes con las actuales decisiones partidistas en Puebla.

En la lista del PRI también se debe mantener a la vista los grupos de cuentas no humanas provenientes de sectores como la Red de Jóvenes, liderada por Lorenzo Rivera junior; y la Red de Mujeres Priistas, de Sandra Montalvo. Ambas, aunque no son numerosas, sí cuentan como activos digitales a la hora de posicionar temas candentes en las redes sociales.

Del lado del Partido Acción Nacional, la más importante estructura armada por Marcelo García Almaguer, hoy diputado local sin partido, se mantiene acéfala.

Hasta el momento, las únicas cuentas humanas y no humanas visibles corresponden al sector juvenil del partido que encabeza Genoveva Huerta, con pocas interacciones en comparación con el último semestre del año pasado.

No existe otra estructura digital visible, organizada y con capacidad de respuesta, con intención de apoyar al blanquiazul en este arranque del proceso electoral extraordinario en Puebla.

Los partidos de la chiquillada –PRD, Movimiento Ciudadano, PSI y Compromiso por Puebla – mantienen esfuerzos por tener presencia institucional en redes sociales; sin embargo, se han quedado cortos en la formación de una estructura digital local que coadyuve a la visibilidad, e interés en los temas de partido, candidato o liderazgos al interior.

Así es como inicia en materia digital, el proceso electoral extraordinario en Puebla, para elegir al gobernador constitucional y a las autoridades locales en cinco municipios. La elección del 2 de junio conlleva el doble de esfuerzo para estas estructuras que no dudarán en echar la carne al asador para logar buenos resultados, que aquí también analizaremos. Hasta entonces.

Arturo Alfaro Galán es periodista. Actualmente ocupa la Dirección Editorial de Poblanerías.com y consultor en Estrategia Política Digital y Desarrollo de Medios.


POB/LFJ