Diputados plantean reformar la Ley de Ingresos del Estado para el ejercicio fiscal 2019, con la finalidad de otorgar descuentos del 50 por ciento en el Impuesto Sobre la Nómina (ISN) a personas físicas o morales que contraten a mujeres víctimas de la violencia.

Rocío García Olmedo, coordinadora de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) argumentó que la violencia de género genera, en muchas ocasiones, que las mujeres se vean obligadas a abandonar su trabajo, lo cual, señaló, implica la pérdida de un ingreso fijo en las familias.

Consideró que la violencia también genera que las mujeres busquen un empleo en el que no tienen acceso a la salud, guarderías y demás beneficios que otorga la Ley Federal del Trabajo, lo cual complica aún más su situación.

Por lo tanto, mencionó que es necesario diseñar acciones afirmativas para que las mujeres puedan acceder a programas de fomento al empleo formal; de esta forma impulsar el empoderamiento económico y así coadyuvar a la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Opinó que, en la medida de que en el estado haya mujeres empoderadas, se contribuye a eliminar el acoso y hostigamiento sexual, así como todos los tipos y modalidades de violencia contra las mujeres.

«Lo que pretendemos es que haya descuentos un estímulo fiscal de 50 por ciento en la deducción del pago el impuesto Sobre Erogaciones por Remuneraciones al Trabajo Personal para las personas físicas o morales que contraten, en su plantilla laboral, a mujeres víctimas de violencia, que cuenten con una sentencia de autoridad competente emitida derivada de delitos que impliquen violencia contra las mujeres».

Esta iniciativa fue turnada a comisiones para su estudio, análisis y en sus caso aprobación.

 

 


POB/PSC