Tres de los cinco aspirantes a candidato del PRI al gobierno de Puebla firmaron un 'pacto de San Valentín' para las no descalificaciones entre ellos.

Alberto Jiménez Merino, Lorenzo Rivera y Ricardo Urzúa firmaron el pacto de amistad, con el objetivo –dijeron– de fortalecer los liderazgos. "Mientras los partidos de enfrente se están despedazando, el PRI enfrenta un solo proyecto en la elección extraordinaria".

Señalaron que el 'pacto de amistad' no es solo un frente contra alguno de los otros aspirantes: Javier López Zavala y Enrique Doger; sin embargo, Jiménez Merino mencionó que es momento de "cerrarle el paso a los vulgares y ambiciosos priistas". 

Lorenzo Rivera aseguró que tiene experiencia y trayectoria política al contar con una militancia de más de 40 años y consideró que, el PRI unido, puede obtener el triunfo en la próxima contienda electoral.

Ricardo Urzúa afirmó que se sumará con quien resulte electo como candidato del PRI, pues de esta manera fortalecerá al partido.

 

 

--
POB/LFJ