Por lo menos, dos de cada 10 niños indígenas en Puebla, padecen algún grado de desnutrición.

Isidro Martínez Magdalena, director de Educación Indígena en el estado, refirió que los problemas alimenticios se enfocan a la falta de alimentación y no por ingestas en exceso.

Pero en obesidad casi diría nulo, lo que sí prevalece la desnutrición hablemos de un 20 por ciento si lo existe.

Calificó como un foco que enciende las alertas, puesto que la falta de alimentación impacta en otros ámbitos de la vida como el educativo y la salud, principalmente.

Lo anterior, al anunciar las actividades del 55 aniversario de la Educación de Lenguas Indígenas.

--

POB/PSC