1990 marcó el inicio de la era del internet. Para septiembre llegaban las computadores y para Navidad llegaba la Word Wide Web. Pero, ¿qué es específicamente?

Mucha gente confunde la web con internet, pero internet ya existía antes que la web. A pesar de esto, nadie había desarrollado una forma conectar la internet con todos los documentos y datos que ahora hay en ella.

Internet

Internet es una inmensa red de computadoras alrededor de todo el mundo conectadas entre sí.

Los orígenes de internet se remontan a la Guerra Fría. Nació como de un proyecto de investigación de ámbito militar liderado por el científico estadounidense Licklider Joseph.

En la década de 1960, Licklider Joseph escribió una serie de memorandos para desarrollar la tecnología que permitiría establecer la primera conexión a distancia entre computadoras. Llamó a este concepto «Red galáctica», un conjunto de computadoras globalmente interconectadas para acceder rápidamente a programas y datos.

Él dirigía el programa de investigación informática de DARPA (la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de EE.UU.), que comenzó su actividad en octubre de 1962.

En 1966 se creó ARPANET, que más tarde evolucionaría hasta convertirse en la actual internet.

World Wide Web

La web (la World Wide Web) es una enorme colección de páginas que se asienta sobre esa red de computadoras, así que cuando navegas a través de tu celular o computadora usas internet para acceder a la web.

Existe desde 1989, cuando un físico del CERN (Centro Europeo de Física Nuclear) llamado Sir Tim Berners-Lee presentó su primera propuesta para la web, un invento que cambiaría el mundo por completo.

Berners-Lee encontró un sistema eficiente de usar esas conexiones creando páginas web para compartir información.

Cuando se visita una página web, la dirección comienza con tres letras: WWW. Son las siglas de World Wide Web (o web).

La web necesita de internet

En cierto modo internet equivaldría a la infraestructura —las carreteras de países de todo el mundo— mientras que el contenido de las páginas web es los que viajan sobre esa infraestructura —los autos, camiones, autobuses— que transportan información.

Las tiendas, las empresas, los cafés… que se asientan sobre esas vías para que los ciudadanos (los internautas) puedan entrar en las páginas web serían los servidores que las alojan.

Si no existiera internet, nadie podría comunicarse a través de la World Wide Web porque no habría manera de enviar esos datos.

Y sin la World Wide Web, la mayoría de nosotros encontraríamos extremadamente difícil (y mucho más costoso) acceder a toda la información que tenemos disponible hoy día.

 

POB/JMVA