La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) autorizó la comercialización de un nuevo antidepresivo con esketamina en forma de spray nasal.

Se trata de un medicamento fabricado por Janssen, la unidad farmacéutica de Johnson & Johnson’s, y se venderá bajo el nombre de Spravato.

En un comunicado, Janssen señaló que la aprobación de la FDA da pie al primer mecanismo en 30 años para «tratar esta debilitante enfermedad mental».

Pierre de Maricourt, médico del hospital Sainte-Anne en París, quien participa en dos de las pruebas clínicas de fase 3 de las drogas financiadas por Janssen, consideró que la aprobación es «una gran evolución en el tratamiento de la depresión».

Explicó que los efectos de este nuevo medicamento podrán observarse en pocos días, a comparación de los antidepresivos convencionales que toman de seis a ocho semanas en actuar.

Por eso, la comunidad médica ve en este nuevo fármaco una «nueva esperanza» para los pacientes adultos en quienes la depresión resiste a las moléculas actualmente disponibles, como el Prozac.

Husseini K. Manji, responsable de terapias en el campo de las neurociencias en Janssen, se demostró que la molécula permite combatir los pensamientos suicidas.

La esketamina está relacionada con la ketamina, que es usada como un anestésico en humanos y animales pero que también es un narcótico. Por eso la FDA restringió la distribución de la droga, ordenando su uso bajo vigilancia médica, debido al «potencial de abuso» del medicamento.

Pierre de Maricourt dijo que el tratamiento debe ser administrado en un centro de salud para monitorear al paciente.

El costo total de un tratamiento con este spray podría rondar entre $2,360 y $3,540 dólares ($45,710 y $68,565 pesos)  informó Janssen.

 

 


POB/LFJ