Alejandro Armenta Mier, precandidato de Morena al gobierno de Puebla, tiene al menos 20 denuncias repartidas entre la Fepade, INE y órganos de Morena, por supuestas violaciones a la convocatoria.

David Méndez Márquez, vocero de la precampaña de Luis Miguel Barbosa, señaló que Armenta ha descalificado la encuesta de preferencia, que en su momento, le favoreció, como cuando de ella salió su candidatura al Senado.

“No veo por qué descalificarla si en su momento le favoreció y la aceptó”, dijo.

Consideró que Alejandro Armenta intenta «desvirtuar el proceso interno de Morena» con una estrategia permanente de descalificaciones, no solo hacia sus adversarios, sino al propio partido.

Opinó que, con está actitud, el precandidato demuestra su “ADN” utilizado en otros partidos políticos en su pasado y que con una «campaña sucia» trata de perjudicar a Barbosa Huerta.

“Lo único que está buscando Armenta con su desesperación es dañar la imagen y posicionamiento superior que hoy tiene Morena y la confianza de los poblanos en el partido al estar desacreditando las encuestas y los métodos para elegir al candidato”.

En la convocatoria para elegir al candidato, se advierte que el registro no será otorgado a «quienes cometan violaciones graves a las reglas establecidas en el estatuto»; además, prohíbe acusaciones públicas y actos de violencia física o moral contra otros miembros o el patrimonio del partido.

Las faltas antes mencionadas, serán «sancionadas con la cancelación del registro de la precandidatura correspondiente», por lo que esta decisión será tomada en cuenta por la Comisión Nacional de Elecciones, quien emitirá un fallo final, respecto a los perfiles que se registren.

 

 


POB/LFJ