María del Coral García, otorrinolaringólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, advirtió que se debe disminuir el uso de audífonos y evitar escuchar música en niveles de más de 85 decibeles, debido a que de 2009 a la fecha se ha triplicado la atención por padecimientos en oídos.

Con motivo del Día Internacional de la Audición, en un comunicado la especialista expuso que hace una década se daban alrededor de 1,700 consultas al año en la población joven-adulta, y actualmente se brinda a pacientes de 18 a 23 años.

Detalló que un 60% de estos casos son prevenibles y el resto son por daños de causa natural, ya sea de males congénitos, por una infección o por un golpe.

En el estado de Puebla, mencionó, existe un déficit auditivo del 4.9 por ciento en hombres y del 5.6 en mujeres, del total de los casos de hipoacusia.

“Tenemos la oportunidad de detectar y prevenir las sorderas leves o moderadas, que se pueden tratar con rehabilitación. Los problemas en el oído medio y externo se pueden operar y corregir o con rehabilitación”, destacó.

Advirtió que a nivel interno, prácticamente son lesiones de tipo irreversible, por lo anterior, recomendó que los menores de edad no deben estar expuestos a lugares con ruido, no usar audífonos o celulares.

Para el caso de los jóvenes, deben escuchar su música en niveles bajos, no usar audífonos cuando se hace ejercicio o se encuentran en el tráfico, ya que el calor y volumen alto afectará principalmente el oído interno.

La especialista del IMSS en Puebla informó que el uso de audífonos por más de 15 minutos, las células se empiezan a dañar y cuando el sonido está por arriba de los 85 decibeles, así como cuando no tiene descanso y se expone a sonidos severos.

También la ciudadanía debe evitar el uso de cotonetes, estar cerca de personas que tengan alguna infección, como parotiditis y rubeola, prevenir accidentes que deriven en traumatismos craneoencefálicos, ya que ello dejaría secuelas en el oído.

 

 


POB/LFJ