Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla, reapareció este domingo en el inicio de la campaña de Alberto Jiménez Merino, candidato del PRI, y aseguró que su presencia no será un factor negativo.

Entrevistado al término del evento, Mario Marín fue cuestionado sobre el caso de la periodista Lydia Cacho –quien fue torturada por la policía de Puebla en 2005– y contestó que "el asunto, ya es cosa juzgada" y que "ya debe olvidarse".  

“Ya es un asunto juzgado, desde el 2008 la Suprema Corte de Justicia de la Nación nos exoneró, después de dos años de investigación; de tal manera, creo que ese asunto ya debe olvidarse. Ya es cosa juzgada. Yo no creo que afecte la campaña del candidato”.

En enero de 2019, el gobierno federal, a través de la Secretaría de Gobernación atendió la petición del Comité de Derechos Humanos de la ONU y ofreció una disculpa pública a la periodista, por la detención arbitraria a la que fue sometida por diversas autoridades del Estado mexicano.

Un mes antes de este hecho, Lydia Cacho solicitó a los gobiernos de Puebla y Quintana Roo la reparación del daño integral por haber violentado sus derechos humanos hace 13 años; algo que, hasta el momento, no ha sucedido.

 

 

--
POB/LFJ