OPINIÓN: El ABC de la marihuana 2.0

El cogollo es la base de todo concentrado, comestible y otros productos cannabicos.

juan-ma-banner

Continuemos nuestro “curso” introductor a la marihuana, donde nos quedamos la última vez.

Son diversos productos que pueden derivar de la planta, ya que no solo se fuma, por ejemplo la fibra del cáñamo (partes de la planta que no se fuman) se utiliza para la confección de ropa, cestería y papel. Su uso presenta varias ventajas, ya que su cultivo es más simple y sostenible que el del algodón por ejemplo y sus fibras son de mejor calidad.

Recientemente, se han descubierto otros usos para el cáñamo. Como material de construcción, es un excelente aislante térmico y acústico. Y como biomasa, para la fabricación de biocombustibles. Ya que a partir del cáñamo se puede fabricar etanol y biodiesel por igual, con excelentes rendimientos.

En la columna, pasada también hablamos de las “plantas medicinales y “las recreativas”. Los usos más destacados del Cannabis Sativa en la medicina podemos destacar:

• Alivio del dolor.
• Reducción de nauseas y vómitos.
• Reducción de la ansiedad.
• Regulación del sueño.
• Aumento del apetito.
• Reducción de la inflamación.
• Aumento del tono muscular y ayuda en la función motora.
• Tratamiento de espasmos y convulsiones.

Ahora sí, lo que habían estado esperando… si hasta yo redactando estaba ansioso de llegar; los usos recreativos, la cannabis sativa y sus derivados:

Cogollos

La flor madura es cosechada de la planta, recortada, secada y curada (proceso complejo en el que no profundizaré); dejando cogollos listos para moler. El proceso de secado y curado es esencial para mantener potencia y mejorar el sabor y el aroma del cogollo.

El cogollo, nugget, bud, es la base de todo concentrado, comestible y otros productos cannabicos. Este puede ser fumado o vaporizado (ya profundizaré en ello).

Concentrados

Los compuestos químicos del cannabis (cannabinoides y terpenos) se encuentran empaquetados en glándulas resinosas llamadas tricomas glandulares, que simulan pequeños pelos blancos.

Los concentrados son el producto de una serie de procesos de extracción que pueden realizarse mecánicamente o con solventes. Los resultados son de las formas más potentes de cannabis.

Kief

El kief o “polen” es un polvo compuesto por tricomas puros que se separan en el molido o son manualmente removidos y recolectados al pasar por coladoras. Este se puede fumar, se puede utilizar para crear moonrocks o puede ser comprimido en bolas o bloques de hashish.

Moonrocks

Los moonrocks o “rocas lunares” traducidas al español, es una forma coloquial con la que se ha bautizado a la mezcla de los dos primeros resultados de la planta de marihuana, los cogollos y el kief.

Las rocas lunares resultan de espolvorear polen en un cogollo antes de fumarlo. Más recientemente y con el avance de los concentrados, han nacido nuevas formas de rocas lunares que incluyen bañar el cogollo en aceite u otra forma de concentrado, que al ser resinosas, son pegajosas y después espolvorearlo, creando así rocas lunares muy potentes.

Hash

Utilizando un proceso de extracción con agua fría, los tricomas se congelan y son separados y aislados de la planta para finalmente ser presionados en un bloque llamado hash. A menor material de planta y mayor cantidad de tricomas, mejor será la calidad del hash.

Rosin

El rosin o colofonia, en español, es el resultado de una combinación de calor y presión que se utilizan para extraer los tricomas glandulares en una forma natural de resina. Este metodo puede ser utilizado con cogollos, con la misma planta y con hash.

Ceras y aceites

Las ceras y aceites son de los concentrados más potentes. Su extracción requiere el uso de solventes y equipo de laboratorio, extrayendo así la forma más pura del tricoma.

Su presentación y nombre varia de acuerdo con el proceso de extracción o consistencia de la cera o aceite. Este metodo se ha desarrollado con mayor libertad en EEUU gracias a la despenalización de la planta, dando como resultado nombres como: wax, shatter, pull-n-snap, budder, crumble, sugar wax, honey oi, QWISO (una abreviación en ingles para aceite de lavado rápido en alcohol isopropílico) y BHO (aceite de hash extraido con butano) entre otros.

Aislados y destilados

Estos son conocidos como “superconcentrados”. Son el resultado de extracciones con un proceso científico en el cual se remueve todo el material correspondiente a la planta e impuridades, para asi aislar individualmente las moleculas del tricoma en su respectivo cristal cannabinoide (THC-A y CBD-A) o compuesto fundamental del terpenoide.

Comestibles

Una de las formas más ricas de consumir cannabis, además de ser una alternativa saludable, pues prácticamente toda comida puede ser infundida con cannabis.

La clave de los comestibles recae en el uso de un buen destilado o de un aceite o mantequilla de cocina bien infundida con cannabis. Al degustar comestibles los efectos pueden tardar hasta una hora en pegar, pues el cuerpo debe de digerir y metabolizar los compuestos. Al fumar, los pulmones metabolizan, pero al comer es el estomago, después el intestino y finalmente el hígado los que digieren y metabolizan. El metabolismo de cada persona es un factor importante al consumir comestibles.

A pesar de ser una de las mejores alternativas, también es una de las que se debe consumir con mayor cuidado. Uno siempre debe saber el gramaje o concentrado que se utilizó para infundir la comida, pues es muy fácil excederse; y a pesar de que nunca se han reportado muertes por ingesta de marihuana, una pálida o un «mal viaje» por comestibles puede ser una experiencia pesada, pues al cuerpo estar metabolizando los componentes, la sensación es cada vez mayor.

Se recomienda probar una mitad o en caso extremo (ayunas, obviamente no se recomienda llegar a este caso) un cuarto del comestible, esperar entre 30 minutos y una hora para sentir los efectos, en caso de no sentir nada repetir el proceso.

Con los procesos de despenalización, se esta comenzando a considerar 10gm como «una dosis», aún así se recomienda siempre tener cuidado si se piensa infundir alimentos, nunca hacerlo en ayunas, ya que esto influye al metabolismo; y siempre hacerlo en mitades o cuartos.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Juan Manuel Vargas Alvarez es un periodista en proceso de formación. Estudia la licenciatura en comunicación y ha cubierto elecciones en los tres niveles, justas deportivas, tomas de posesión, manifestaciones, desalojos y varios eventos de manera multimedia.


POB/AAG