El 27 de marzo, la División de Gendarmería de la Policía Federal y de la Secretaría de Marina (Semar), en el estado de Puebla, anunciaban la detención de dos hombres en posesión de poco más de mil litros de aparente gasolina.

El hallazgo y detención se produjo al las fuerzas federales ubicar dos vehículos a un costado de la carretera Pachuca-Tulancingo; al inspeccionar las unidades hallaron en sus cajuelas 22 bolsas de plástico transparente, que contenían aproximadamente 330 litros de aparente gasolina.

A pocos metros localizaron una manguera de alta presión conectada a una válvula que conducía a una toma clandestina, además de otras 45 bolsas de plástico que contenían líquido con características similares, con una cantidad aproximada de 675 litros.

A pesar de tratar de huir, elementos de las fuerzas federales detuvieron a las personas, a quienes les fue leída la Cartilla que Asiste a las Personas en Detención y junto con todo lo asegurado fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público Federal en la entidad, a fin de continuar con las indagatorias correspondientes.

 

POB/JMVA