La «Marche Du Siècle» en francés y «Marcha del Siglo» en español, se realizó el sábado 16 de marzo en París. De acuerdo a organismos independientes, los asistentes fueron 45 mil y según los organizadores, superaron los 100 mil. Los manifestantes protestaron bloqueando las principales calles de la ciudad.

Mientras en el resto del mundo, se reproducen los disturbios de la marcha número 18 de «Los Chalecos Amarillos», al margen, también se protesta por el cambio climático y por el acelere de la acción gubernamental en este tema, teniendo como escenario principal al Arco del Triunfo.

Fotos: Karine Florencio.

Asistieron personas de todas las edades, desde niños hasta ancianos; pasando por padres de familia y estudiantes. El objetivo de la marcha fue mostrar a los gobiernos que, la sociedad civil está dispuesta a que ocurran grandes cambios en cuando al clima y se tomen medidas ecológicas en general, por una fuerte crisis que se vive actualmente.

Es una realidad que el calentamiento global está afectando a muchos seres vivos, los humanos evidentemente y se han presentado muertes a raíz de esto, en todo el planeta.

Fotos: Karine Florencio.

En esa misma semana, en Madrid (10 mil), Berlín (20 mil), Bruselas (70 mil) y Viena (10 mil 500); salieron personas a manifestarse, sumando más de 110 mil de asistentes, en total.

Los parisinos gritaban en francés: “On est plus chauds que le climat”, que significa: “somos más calientes que el clima”; y “Et un, et deux, et trois degrés, c’est un crime contre l’humanité” que quiere decir: “Y uno, y dos, y tres grados, es un crimen contra la humanidad”.

Foto: Karine Florencio

También hubo quien llevó sus propias pancartas con mensajes individuales, pero sobre el mismo tema. Además, disfrazados de personajes famosos y simbólicos, incluso como animales que están en peligro de extinción por deforestación o consumo de productos derivados de estos seres vivos.

Las manifestaciones ocurrieron en términos positivos y pacíficos; estas marchas han sido ejemplo de cómo protestar por situaciones que perjudican a los seres humanos.

Fotos: Karine Florencio.

Es admirable que en varios países, existan personas que están abriendo los ojos e intentando salvar lo que se pueda, buscando una mejor calidad de vida y del planeta.

Más de 140 organizaciones participaron en esta marcha pacífica, demandando a los sistemas industriales, políticos y económicos, acciones que garanticen el cuidado del planeta.

Foto: Karine Florencio

 

 


POB/JCSD