En la sede central el Instituto Nacional Electoral, ubicada en la Ciudad de México, Alberto Jiménez Merino se registró como candidato a gobernador de Puebla por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

En su discurso, el priista destacó tener ventaja sobre Miguel Barbosa y Enrique Cárdenas, pues él conoce cada rincón del estado por haber ostentado cargos públicos por más de 30 años, por ello se consideró como el “candidato del pueblo”.

Aseguró cuenta con los atributos y una «trayectoria limpia, transparente», que le permitirá refrendar la confianza ciudadana en favor de su candidatura y del PRI.

“Mientras otros candidatos van a conocer el estado para buscar un apoyo, nosotros lo hemos recorrido ya a lo largo de décadas y conocemos cada rincón y conocemos a los poblanos, conocemos sus necesidades y con ellos hemos atendido una gran cantidad de soluciones, hoy los volvemos a visitar”.

Con la representación de la dirigencia nacional del tricolor, Secretario General del CEN del PRI, Arturo Zamora Jiménez, acompañó a Jiménez Merino quien entregó la documentación a Patricio Ballados Villagómez, director Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, mediante la cual se acredita que el abanderado priista cumple con los requisitos de ley para participar en el proceso electoral extraordinario en Puebla.

Aseguró que el PRI «está en los primeros lugares» en este momento entre las preferencias electorales, aunque pueden remontar hasta ganar la contienda del 2 de junio.

 


POB/LFJ