Luego de que se anunciara que Luis Miguel Barbosa será el candidato de Morena al gobierno de Puebla, Alejandro Armenta dijo que «respeta pero no comparte» los resultados de la encuesta interna.

En conferencia de prensa, el senador por Puebla aseguró que “por congruencia”, presentará una queja ante la Comisión de Honor y Justicia de Morena, al considerar que la competencia no fue equitativa. Además, incluirá pruebas de que «el gobierno estatal influyó».

“No puedo hacer lo que a mí me hicieron. Presenté los elementos y manifesté la represión que han vivido los compañeros que simpatizan conmigo”.

Expresó que “ama” a Morena, pero “no se quedará callado” y denunciará cualquier acto de represión.

“Nunca traicionaré a Morena, lo amo y aunque apoyaré a su candidato en Puebla, no me voy a quedar callado y denunciaré cualquier acto represión”.

Consideró que la reconciliación y unidad en su partido es una tarea que le corresponde al candidato y advirtió que Morena se reconcilia con la mafia del poder y patea a su compañeros del partido”.

 

 


POB/LFJ