Los modelos Volkswagen Tiguan, Jetta, Beetle y Golf incrementaron en conjunto 12.6% sus ventas en los Estados Unidos durante el mes de febrero, luego de entregar a los clientes en ese mercado un total de 18,578 unidades.

Producidos en la planta de Puebla, la gama de estos modelos que incluye las variantes Beetle Cabriolet , Golf Variant y Golf GTI registraron igualmente un repunte de 8.8% para los primeros dos meses del año, con 34,647 unidades comercializadas.

En un comunicado, Volkswagen informó que durante febrero vendieron 8,079 unidades del modelo Tiguan, cifra que representó un aumento de 7.9%.

Según la armadora, el interés del público hacia la edición especial de despedida del Volkswagen Beetle se vio reflejado en un crecimiento de 45% en ventas durante febrero para este modelo, mes en el que las versiones Coupé y Cabriolet vendieron un total de 1,457 unidades, anotándose el mejor registro para este mes desde el año 2015.

Por su parte, el modelo Jetta comercializó 7,109 automóviles en febrero, cifra que representó un incremento de 55% en comparación con las 4,592 unidades vendidas durante el mismo mes de 2018.

El modelo Golf, con las variantes GTI y Golf Variant, entregó 1,933 unidades a los clientes en febrero, unas 1,470 menos que las comercializadas en el mismo mes de 2018.

 

 


POB/LFJ