Con la finalidad de empoderar económicamente a las mujeres después de salir de un circulo de violencia, diputados locales modificaron el marco local para establecer incentivos fiscales del 50% para las empresas que contraten a mujeres que fueron víctimas de la violencia.

Con esto, aquellos empresarios que contraten a mujeres en este supuesto, podrán tener el beneficio del descuento en la erogación del impuesto que le represente el pago de nómina de cada una de las víctimas.

En sesión de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal fue aprobada la reforma al artículo 105 de la Ley de Ingresos del Estado para el ejercicio fiscal 2019 a propuesta de la diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Rocío García Olmedo, dictamen que pasará al pleno legislativo para su publicación y posteriormente, sea publicada en el Periódico Oficial del Estado para que cobre vigencia.

Al respecto, Nibardo Hernández Sánchez, presidente del organismo legislativo, precisó que el incentivo fiscal se reflejará en el Impuesto Sobre Nómina (ISN) pues la intención es apoyar a las mujeres que hayan sido víctimas de violencia intrafamiliar para que puedan obtener un empleo y con eso, un ingreso para sostener económicamente a sus familias así como recuperen su estabilidad personal.

Ello, a través de otorgarle el descuento del gravamen a la empresa, el cual estará vigente durante todo el ejercicio fiscal 2019 y operar de la misma forma como el incentivo aplicado para la contratación de personas con alguna discapacidad o el primer empleo.

 

 

--
POB/LFJ