OPINIÓN: ¡Rafa vive, el grupo sigue!

Este fin de semana, una parte del morenovallismo fue a tocar las puertas del aspirante de Morena para decirle aquí estamos.

alquimia-de-poder-ruby-soriano

Hace unos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador –en su conferencia mañanera– hizo frente a la pifia de su Secretario de Turismo exhibida en un video para promover las estrategias del sector. El mandatario instruyó a bajarlo inmediatamente de redes y dijo: “No queremos que piensen que somos los mismos de antes”.

Pues a ver si al presidente no le hace ruido todo lo que se está pactando en Puebla en aras de una “reconciliación” que suena más a complicidad.

No sería raro seguir viendo más oportunistas que suben al barco barbosista para agarrar lugar antes de que los madruguen y se queden en el vacío.

Sin embargo, tal parece que el precandidato Luis Miguel Barbosa está aplicando la máxima de la política al comer “basura” y no hacer gestos con la finalidad de sumar lo que sea y como sea con tal de afianzar los espaldarazos.

Sin embargo hay límites, y este fin de semana, una parte del morenovallismo fue a tocar las puertas del aspirante de Morena para decirle aquí estamos.

Casos concretos, Gerardo Islas y su lacayo Luis Tiffaine quienes al más puro estilazo tapete buscaron la bendición del Tatiasca, cuando hace unas semanas eran los principales promotores de aquella campaña de duros ataques a Barbosa.

¿Será que quieran protegerse de algo? ¿Dejarían todo en orden en Sedeso?.

Otro reluciente nuevo integrante de la bufalada morenista es “Zavalita” quien ahí subido en el templete miraba endiosado a su nuevo mesías.

La política nos da estampas que rayan en lo grotesco de la impunidad e incoherencia.

La pregunta es si todavía en Morena sus militantes se acordarán de esa famosa encuesta que supuestamente se está aplicando a las bases para sacar al candidato.

Y la pregunta es tan intencional como para hacer notar que este fin de semana, Barbosa actuó como el ungido, el único, el tapado.

Al hacer un análisis duro de lo que está ocurriendo en el partido del Presidente queda claro que el morenovallismo tendrá su dote, sí señor, porque para el poder es posible abrirle la puerta a todos, incluso a detractores y traidores.

Recuerdo todos los ataques que recibió Claudia Rivera Vivanco a quien acusaron de reunirse y pactar con morenovallistas. Digamos que ahora ya se pusieron a mano, pues están replicando todo aquello que criticaron y gritaron en consignas durante aquellos mítines anti morenovalle.

Y respecto a la encuesta, ¿será que todavía Armenta y Nancy le den sus votos de confianza a esa medición?

Todo apunta a una gran simulación donde Morena no se está fortaleciendo, sino está exhibiendo que Puebla con Barbosa empezó a experimentar una dura metamorfosis con aquél que fue su acérrimo enemigo.

Conclusión…..Rafa vive, el grupo sigue.

@rubysoriano
[email protected]
Facebook: Mediatikos Consulting


POB/LFJ