Javier Casique Zárate, dirigente estatal del PRI, dijo no compartir la postura de Enrique Doger Guerrero en torno a que la candidatura de Alberto Jiménez Merino «proviene del marinismo».

Contrario a los pronunciamientos del ex presidente municipal, Casique Zárate hizo un llamado a la militancia a «cerrar filas» en torno al abanderado que no se dejen «llevar por fobias».

Aseguró que el abanderado elegido «es competitivo» y que cuenta con el respaldo de la dirigencia nacional.

El líder del priismo insistió en que seguirá trabajando por la unidad de los priistas para que todos abonen en ganar la elección del 2 de junio.

Descartó que ante esta postura de “rebeldía” del ex candidato y ex rector de la BUAP sea sancionada.

 

 


POB/LFJ