Durante 2018, Puebla ocupó el cuarto lugar nacional en la realización de trasplantes renales con 163 cirugías, 116 de donadores vivos y 47 procurados de donaciones cadavéricas, informó la Secretaría de Salud.

En un comunicado, la dependencia estatal señaló que de enero a marzo de 2019, en Puebla se han realizado 26 trasplantes renales.

En el marco del Día Mundial del Riñón, el Hospital de Especialidades San José del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, informó que realiza –en promedio– 1,800 consultas al mes a pacientes de entre 16 y 67 años de edad que requieren de un protocolo para un trasplante renal, y que ha ido en aumento en un 10% la consulta de primera vez, siendo el principal detonante la diabetes.

El jefe de Trasplantes de la Delegación, Michell Martínez López, informó que el hospital ocupa el 5to lugar a nivel nacional en trasplante de riñón y ha detectado que la principal causa es la diabetes, que deriva de factores de riesgo como malos hábitos alimenticios, genética, sedentarismo, hipertensión arterial, sobrepeso y obesidad.

Agregó que durante el 2018, el IMSS San José realizó 113 trasplantes de riñón de los cuales 87 fueron de donante vivos y 26 de donación cadavérica y al día de hoy se han realizado 33 trasplantes, donde 29 han sido de donante vivo y 4 donante cadavérico.

El médico nefrólogo del Hospital San José, Ricardo Ríos Rivera, expuso que los síntomas de la insuficiencia renal son: retención de líquidos, sensación de ahogamiento a la hora de dormir; tos que no lo deja descansar, deja de percibir el sabor de los alimentos, así como náuseas, vómitos todo el tiempo, comezón, moretones o manchas rojas en la piel, cansancio, falta de aire, entre otras.

Entre los principales hábitos que ayudan a que los riñones estén saludables, la Organización Mundial de la Salud recomienda: beber suficiente agua, moderar el consumo de sal, evitar el abuso en el consumo de bebidas alcohólicas y automedicarse.

 

 


POB/LFJ