Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, aseguró que los refugios para las mujeres víctimas de violencia continuarán, pero bajo el control del gobierno.

En conferencia de prensa, el presidente señaló que es “diferente” dejar de repartir el presupuesto a organizaciones de la sociedad civil a dejar sin apoyo a las mujeres.

«En el caso de los refugios, cuando pedí el informe, me dieron a conocer que el DIF transfiere alrededor de 300 millones de pesos para estos refugios y desde luego que no hay ningún problema, lo que queremos es que el Estado se ocupe de la protección a las mujeres, la función social que tiene el Estado y que también haya seguimiento, evaluación».

En la matutina, Nadine Gasman Zylbermann, titular del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) dijo que los refugios se van a mantener y que el Estado llevará a cabo una estrategia para coordinar y optimizar los recursos.

“Hoy por hoy hay una convocatoria abierta de los refugios y lo único que vamos a fortalecer es la rectoría del Estado».

Este miércoles la Secretaría de Gobernación (Segob) presentó un plan de «acciones emergentes» para atender la violencia contra la mujer.

El plan incluye la participación de los gobiernos municipal, estatal y federal, quienes actuarán de manera conjunta para evitar actos de violencia de género, informó Olga Sánchez Cordero.

Entre las acciones se encuentran: la coordinación en las zonas prioritarias y a través de las coordinaciones estatales para la construcción de paz; el fortalecimiento de la coordinación entre autoridades locales y federales para la atención integral de niñas, niños y adolescentes.

Crear un registro nacional del sistema público de transporte concesionado; la recuperación de espacios públicos con enfoque de ciudades de espacios libres de violencia; el seguimiento y vigilancia de lugares de hospedaje; desarrollo de aplicación para teléfonos móviles con enlace al 911; y campañas permanentes sobre el derecho de las mujeres y las niñas a una vida libre de violencia.

 

 


POB/LFJ