Sin prometer la reducción del porcentaje, ni la desaparición total del Impuesto Sobre Nómina (ISN), Luis Miguel Barbosa, candidato a la gubernatura por la coalición Juntos Haremos Historia en Puebla, dijo que analizará el fideicomiso al que se destina lo recaudado por dicho impuesto.

El abanderado dijo que, de ganar las elecciones y tomar protesta como mandatario, revisará las cláusulas para conocer los montos de los ingresos que concentra el fideicomiso, que opera la empresa Evercore donde Pedro Aspe es uno de los socios y ver hasta donde están comprometidas las arcas estatales.

Explicó que estos recursos del ISN están comprometidos para el pago de la deuda que generaron los Proyectos para la Prestación de Servicios (PPS), como el CIS, Museo Internacional Barroco y la plataforma de AUDI.

“Antes de que se integre el paquete fiscal conoceré hasta donde está comprometido el ISN, pues antes su finalidad era para obras de infraestructura y ahora al parecer está garantizando la deuda oculta en los APP y PPS”, declaró. 

 

 

 


POB/LFJ