Después de ser un sector con estructura electoral del PRI, la CTM en Puebla anunció que no se sumará a Alberto Jiménez Merino, ni hará campaña a su favor, expresó su secretario general Leobardo Soto Martínez.

El líder de la central obrera argumentó que su decisión se debe a la cercanía que guarda el candidato con el ex gobernador Mario Marín Torres, quien es juzgado por sus vínculos con empresarios acusados de trata de personas.

Además, Soto Martínez condicionó al partido su apoyo a Jiménez Merino al decir “que podría buscar una reconciliación, si existen las condiciones necesarias”.

Sin embargo, afirmó que en esta ocasión no habrá voto corporativo toda vez que cada gremio y afiliados toma sus propias decisiones.

Señaló que algunos ya se manifestaron a favor del candidato de Juntos Haremos Historia, Luis Miguel Barbosa Huerta y también se han reunido con él, “pero hay otros que votarán en otro sentido, y todos son libres de votar por quién decidan”.

 

 

 


POB/LFJ