Miguel Barbosa Huerta, candidato a la gubernatura por Morena, PT y PVEM, minimizó la solicitud que realizó Ángel Ávila, coordinador nacional del PRD, para que se haga un examen médico.

De gira por los municipios de Zautla y Zacapoaxtla, Barbosa argumentó que se trata de una «guerra sucia» y aseguró que cada vez que se habla del tema de su salud, gana puntos en la preferencia electoral.

“Me dan pena, pues en lugar de hacer propuestas quieren atacarme con el tema de mi salud, pero yo estoy mejor que ellos”.

Al término de su evento proselitista, señaló que ante la «guerra sucia» que han emprendido en su contra, él dará una batalla limpia.

«Yo no caeré en la guerra sucia (…) contra la guerra sucia, una batalla limpia de miles de miles de poblanos todos los días. (…) me han de querer muerto, y me verán muerto pero de risa cuando llegue el 2 junio”.

Este miércoles, en su vista por por Puebla para apoyar al candidato común Enrique Cárdenas, Ángel Ávila Romero pidió a Barbosa hacerse un examen médico para que «garantice que podrá gobernar» hasta el 2024.

 

 


POB/LFJ