Colapsa aguja de la Catedral de Notre Dame

Hasta el momento, se cree que el incendio se originó en la zona de remodelación.

El incendio en la catedral de Notre Dame, en París, Francia, ha derrumbado la aguja del templo, donde se realizaban obras de mantenimiento y remodelación.

Por ahora, los bomberos han manifestado que el incendio está «potencialmente vinculado» a dichas obras y no descartan que se hunda el templo, uno de los más visitados en Europa. 

El incendio se originó cerca de las siete de la tarde hora local (12 horas tiempo de la Ciudad de México). La policía ha acordonado la zona y ha desalojado a los numerosos turistas que se encontraban dentro del monumento.

Debido a la intensidad de las flamas y a qie el agua resulta igualmente dañina para la estructura, bomberos en París dudan poder controlar el incendio.

Christophe Castaner, ministro del Interior francés, afirmó que “no es seguro” que se pueda salvar la icónica catedral.

El templo católico dedicado a la Virgen María, cuya construcción inició en 1163 y terminó 82 años después en 1245, se precia de ser una de las catedrales góticas más antiguas del mundo, que recibe al menos 13 millones de visitantes cada año.

La alcaldesa parisina, Anne Hidalgo, ha calificado el fuego de «terrible incendio», expresión que parece quedarse corta ante la magnitud de las imágenes transmitidas por la televisión pero también por las cuentas en redes sociales de parisinos y turistas.

La UNESCO señala que una de las características más valiosas de esta iglesia era su integridad, ya que había logrado conservar su arquitectura y funciones tanto religiosas como culturales a lo largo del tiempo. Las restauraciones fueron cuidadosas para preservar su legado y longevidad, ya que la construcción se encontraba en un estado de preocupante fragilidad.

Además de ser una joya arquitectónica por sí misma, Notre Dame es el hogar de piezas de arte invaluables. Por ello los servicios de emergencia se han enfocado en salvar la mayor cantidad de obras resguardadas dentro del edificio. Las pérdidas materiales, simbólicas y del patrimonio cultural serán incalculables e irreemplazables.

 

 


POB/LFJ