Derivado del estudio estructural que realizó la Benemérita Universidad Autónoma del Estado de Puebla (BUAP), al inmueble donde se alberga la sede del Congreso de Puebla, se detectó que éste no cuenta con la resistencia estructural global y/o local necesaria que garantice la seguridad de los usuarios ante un evento sísmico de gran magnitud”.

El estudio se hizo a solicitud de Gabriel Biestro Medinilla, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, a raíz del sismo de septiembre del 2017.

Al respecto, el líder legislativo indicó que ante esta situación se buscará otra sede que albergue al Poder Legislativo, tal como lo recomendó la Máxima Casa de Estudios, mientras se hace la rehabilitación del inmueble, por lo que permanecerá cerrado mientras duren los trabajos.

Biestro Medinilla señaló que se tiene un presupuesto de 12 millones de pesos para reparar el Congreso del Estado, además de los 400 mil pesos que se ahorró del estudio que la universidad donó.

“Agradezco y me congratulo por la aportación del estudio por parte del rector Alfonso Esparza y repruebo la omisión de la pasada Legislatura al no evaluar el edificio y ni siquiera exigir un dictamen a la dirección de Protección Civil (PC), cuando fue el sismo del 2017”.

Ante la presencia del rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, Jorge Rodríguez y Morgado titular de la dirección de Infraestructura Educativa de la universidad, se presentó el estudio estructural a Biestro Medinilla, donde se detalla que se necesitan trabajos de conservación.

Sin embargo, las rehabilitaciones impedirán el adecuado desempeño de funciones, por lo que se tiene que buscarse otra sede temporal.

Explicó que, durante la inspección del inmueble ubicado en la 5 poniente #128, se detectó que hay elementos estructurales fisurados, losas con deformaciones verticales considerables y en algunas áreas, hay aparición de humedad provocada por el deterioro del impermeabilizante.

Además de que los muros no cumplen con los estados de límite de falla, pues al hacer revisiones de resistencia de carga vertical, lateral y de volteo se encontró que la mayoría de sus miembros “no cumplen con las capacidades de resistencia solicitadas por las normatividades vigentes”.

 

 

--
POB/LFJ