En gira de proselitismo por el municipio de Tehuitzingo, el candidato del PRI a la gubernatura de Puebla, Alberto Jiménez Merino, se comprometió a encabezar una administración responsable que le permita a los poblanos recuperar la confianza perdida y que fue arrebatada en los últimos ocho años.

En su mensaje, se comprometió a ejercer un gobierno incluyente que brinde más apoyos para el campo, el comercio y en general, para todas las actividades económicas en sus diversas regiones del estado, incluyendo la dotación de agua potable, que en el caso de esta zona, siempre ha escaseado.

“Un cambio de rumbo, un cambio con responsabilidad que permita retomar los apoyos para todos los poblanos en todas sus regiones, las cuales en los últimos ocho años han estado abandonadas”.

Sostuvo que su legítima aspiración de ser gobernador de Puebla, pretende llevar al estado a etapas superiores de progreso.

“Este es el proyecto de mi vida, este es el proyecto más grande que he enfrentado, quiero ser gobernador para construir una Puebla unida y recuperar la tranquilidad que la violencia nos robó”.

 

 

--
POB/LFJ