La periodista Lydia Cacho acusó a la Fiscalía General de la República (FGR) de haber sido omisa para concretar la captura contra Mario Marín, Kamel Nacif y otras dos personas por el delito de tortura en su contra.

De acuerdo con la periodista, la FGR no emitió la alerta roja a Interpol para la detención del ex gobernador de Puebla y el empresario Kamel Nacif, vinculado con la pornografía infantil.

Además, en una entrevista al diario La Jornada, la FGR ha confirmado que los personajes implicados en el delito de tortura están fugitivos.

Los buscados están relacionados en la causa penal número 26/2018 acusados por el delito de tortura en contra de Lydia Cacho, quien fue detenida en 2005 en Quintana Roo y trasladada a Puebla, violando sus derechos humanos.

 

 


POB/LFJ