Luis Miguel Barbosa, candidato al gobierno de Puebla, se dijo un «hombre sin rencores» e invitó a Alejandro Armenta a sumarse a su campaña.

De gira por el municipio de Huauchinango, Barbosa Huerta dijo que «le tiende la mano» al senador Amenta Mier para que se sume a su campaña «con humildad».

“A los que me desean la muerte, les deseo larga vida, para los que quieren irse de Morena, les digo que no se vayan que los necesito, para los que quieren seguir la guerra sucia, les digo que rectifiquen el camino. Miguel Barbosa les extiende la mano a todos, hasta aquellos que le desean la muerte”.

Señaló que «el revanchismo, el odio, la envidia y la falta de principios está presente en esta campaña»; sin embargo, afirmó que no claudicará y será leal a un hombre que no ha traicionado al partido.

Expresó que alguien que lleva a cuestas la reconciliación del estado «no puede tener rencores», y que puede puede responder a los agravios, pero ese no será su papel.

En su sexto día de campaña, el candidato al gobierno estatal por Morena, PVEM y PT, fue respaldado por la dirigencia del partido. En voz de Mario Bracamonte, dejó claro que Morena le refrenda su lealtad.

La invitación sucede un día después de la publicación de los audios donde se escucha a Alejandro Armenta y Violeta Lagunes en una supuesta campaña negra contra Barbosa.

Sobre este hecho, el candidato había declarado que era «lamentable» que el senador llegara a esos «extremos» para «conseguir el poder» y pidió al partido «ponerle un alto».

 

 


POB/LFJ