En gira proselitista por su tierra natal Miguel Barbosa Huerta anunció que, de ganar la gubernatura, emprenderá «una limpia» en el sector salud, para erradicar la corrupción.

Además, aseguró que será un vínculo con el gobierno federal para que se construya el nuevo Hospital de San Alejandro, ante la saturación y falta de atención médica que hoy existe en La Margarita.

Señaló que «tiene detectado» a los beneficiarios de «la corrupción durante el gobierno morenovallista», que permitieron un rezago en el sector salud. Por eso, una vez que sea el gobernador, dijo, acabará con esas prácticas.

En el evento en Tehuacán, el candidato a gobernador de Puebla por Morena, PT y PES afirmó que no será alguien que «se suba a un ladrillo» y que sea inalcanzable “seré un gobernador que escuche, accesible, que respete, no seré un gobernador fifí”.

Destacó que esta región de Tehuacán volverá a ser el Centro de Producción Agrícola más grande del país y que mantendrá un gobierno con principios que funcione, en donde la igualdad, transparencia, combate a la corrupción y la búsqueda de la felicidad sean valores permanentes en su administración.

 

 


POB/LFJ