OPINIÓN: La idiosincrasia sobre la violencia

Tenemos el dicho "violencia genera violencia", porque es un círculo vicioso.

jcsd-header

No sé si por naturaleza el ser humano lo es, me refiero a violento, pero es algo que desde hace milenios se ha normalizado. En años recientes, nos ha indignado, digamos por rubros, la violencia hacia ciertos grupos vulnerables o más receptivos de esta.

Tenemos el dicho «violencia genera violencia«, porque es un círculo vicioso. Todos los días estamos teniendo hechos o eventos, en diferentes escalas, pero pocos nos indignan o hacen que reflexionemos cómo actuamos o incluso, cómo educamos.

¿De qué es síntoma la violencia? de un estatus intelectual, económico, cultural o de salud… Podemos debatir horas y llegar a pocos acuerdos. El único que que parece que tenemos en común es el dicho que mencioné anteriormente.

Por años, me he dedicado a dos profesiones que tienen un alto rango de violencia y no deberían: periodismo y docencia. Hay que crear capas muy gruesas de piel para sobrellevar los insultos, recordatorios, desprecios, gritos, ojos torcidos y evidentemente, los actos físicos en contra de las personas. Pocos estamos dispuestos a denunciar, porque viene el siguiente factor: el miedo.

El miedo es el administrador total del comportamiento humano, diferentes enfoques o intensidades, pero ese sentimiento nos hace tomar decisiones, correctas o incorrectas, pero ha fungido con un peso enorme.

Ahora tenemos dos tópicos: violencia y miedo. ¿Qué sumarán, qué resultad tendrán?

Pues ahora lo ve en las noticias. Entre feminicidios, acoso, asaltos, matanzas, denuncias, suicidios, prestigios, credibilidades, statu quo, consejos y demás; estamos defendiendo, justificando y hasta perseverando un tipo de comportamiento.

Eso que dije en el párrafo anterior y que está subrayado y al mismo tiempo, disfrazado entre las demás palabras (a propósito ¿lo notó?) el «statu quo», eso que se protege, incluso con la vida.

Tenemos tanto miedo de perder que, generamos violencia, súper irracional y de todas formas, desde los «pasivo-agresivos» con sus comentarios denigrantes, hasta quien suelta el golpe.

En ese caso, eduquemos sin miedo ¿qué les parece? Comencemos por dejar de manipular a los recién llegados al mundo –los niños– con esas dosis de miedo y de grandes se verán menos violentos.

¿Por qué menciono en estas líneas el tema? Por el miedo a publicar que tienen quienes hacen las cosas de manera incorrecta. Recuerdo aquella vez que policías municipales y judiciales golpearon a maestros en el centro de Puebla en 2009 y entre 5 tenían a uno tirado en el piso, siendo pateado en la cara. Se me regresaron a querer quitarme la cámara diciendo «deja de tomar fotos», a lo que contesté «pues deja de golpearlo, si no le pegas, no tengo foto». Tan sencillo…

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Juan Carlos Sánchez Díaz es un periodista multimedia, director de Poblanerías.com y docente universitario. Ha colaborado en diversos medios y agencias de noticias nacionales e internacionales, así como en conferencias. Es Diplomado en Periodismo de Investigación por el CIDE; Master en Periodismo y Comunicación Digital por la UAB y Maestro en Comunicación y Medios Digitales por la UDLAP.


POB/LFJ