En su conferencia mañanera, Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, consideró que la orden de aprehensión contra Mario Marín, ex gobernador de Puebla, sobre el caso de Lydia Cacho, es signo de «los nuevos tiempos».

“Independientemente de que se trate de un acto de justicia estamos ante procedimientos que no eran comunes, estamos en el terreno de lo inédito”.

López Obrador aseguró que se enteró de las órdenes de aprehensión a través de los medios de comunicación.

“Y ahora no me consultaron, no supe. Es una decisión independiente, autónoma del Poder Judicial, como deben ser las cosas”.

El presidente ‘celebró’ que las autoridades estén dando trámite a la denuncia y se proceda legalmente contra Mario Marín, Kamel Nacif y otras dos personas, por el delito de tortura contra Lydia Cacho.

 

 


POB/LFJ