Ante el atentado que sufrió Ambrosio Locario Arellano Espinoza, párroco del templo de Las Maravillas, en su domicilio, Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla, pidió a la Fiscalía General del Estado emprender una investigación para capturar a los que cometieron el asalto el pasado 11 de abril.

Detalló que, en estos momentos, el padre del templo está recuperando la memoria toda vez que sufrió golpes y lo dejaron inconsciente, por lo que tuvo que ser hospitalizado.

“Le solicitamos a las autoridades indagar a fondo los hechos con el objetivo de que no quede impune el delito contra el párroco. Él está hospitalizado y esperemos en Dios que pronto se reincorpore a sus actividades en la parroquia Las Maravillas”.

Lo anterior lo declaró Monseñor Sánchez Espinosa al término de la homilía dominical, en donde invitó a los fieles a participar en las actividades de la Semana Mayor con el objetivo de vivir “santamente”, y acompañar a Jesús en su pasión crucifixión y la resurrección.

 


POB/LFJ