La dirigencia estatal del PT cierra filas entorno al candidato que siglo para la gubernatura y que es Miguel Barbosa Huerta, por lo que llamó a la unidad al senador con licencia Alejandro Armenta Mier y a dejar de lado la “batalla legal” pues al final «no ganará».

Lizeth Sánchez García, dirigente estatal, sostuvo que «son tiempos de reconciliación y no de confrontaciones» sobre todo por el ambiente político electoral está muy «manoseado» por todos los acontecimientos registrados durante 2018.

“Son respetables las aspiraciones de Armenta Mier, pero la lucha es para recuperar la paz y lograr la reconciliación que tanto ansiamos los poblanos (…) él cree que es junto su pleito y es respetable pero nadie nos detendrá en esta campaña y mantener un clima cordial”.

Consideró que, es momento que el ex aspirante a la candidatura por la gubernatura dé vuelta a la página, pasar de lo dicho en redes sociales y que cumpla con su ofrecimiento de trabajar en favor de la cuarta transformación.

Por su parte, Miguel Barbosa expresó que Alejandro Armenta debe analizar «si quiere ser exiliado político o sumarse al trabajo de la cuarta transformación«. 

El candidato opinó que Armenta «está en su derecho» de impugnar el dictamen entregado por el CEN de Morena al INE, pero eso será un «suicidio».

Para Barbosa, Armenta «debería reflexionar y pensar que sí es lo correcto para él», el querer seguir presionando al partido para obtener posiciones en la administración del actual gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido o desistir de la impugnación.

 

 


POB/LFJ