Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato a la gubernatura por la colación Juntos Haremos Historia en Puebla, prometió a las agrupaciones de taxis tradicionales que revisará la operación de empresas de conductor privado como Uber, Cabify, Didi, Easy Taxi, entre otras.

Derivado de la reunión con taxistas de las centrales Taxi Rápido, Diamante y las afiliadas a la FROC, el candidato aseguró que establecerá una Mesa de Diálogo para hablar sobre las condiciones con las que trabajan.

Agregó que, como parte del rediseño que habrá en su administración estatal, dividirá la Secretaria de Infraestructura, Transportes y Movilidad en dos dependencias, pues el tema del transporte será una Secretaria de estado por su importancia.

En esta reunión, Israel Flores Pérez, representante de la FROC, dijo que los pasados gobiernos «abusaron mucho del gremio», y únicamente los utilizaban como cotos de poder.

Entre las peticiones está la regulación de las empresas con conductor privado, así como la equidad en pagos de infracciones y licencias de conducir.

Según dijo, mientras que los particulares pagan al 50% las infracciones, los taxistas las pagan completas; el costo de las licencias para particulares es de 700 pesos y para taxistas 3 mil pesos, por ello, exigen una equidad en estos rubros.

Por último, a nombre de los taxistas pidió que se dé una reforma al marco normativo, para que aquellos choferes que lleven más de 15 años en el servicio, al llegar a una edad de 60 y 65 años con ayuda del gobierno adquieran una concesión.

 

 


POB/LFJ