Con la irrupción de Internet, también han aparecido muchas empresas que ofrecen préstamos personales. Nunca se sabe, pero puede que llegue un día que a causa de una urgencia vayas a necesitar uno. Es por eso que en este artículo te queremos contar toda la verdad sobre este tipo de créditos y cómo solicitarlos.

¿Qué es un préstamo personal?

El préstamo personal, o también conocido como de consumo, es un contrato por el cual la entidad prestamista te va a conceder una cantidad de dinero a cambio de prometer que lo vas a devolver más los intereses asociados que haya.

Los préstamos personales se pueden devolver poco a poco. Normalmente en cuotas que pueden ser quincenales o mensuales.

¿Cuánto dinero se puede pedir prestado en un préstamo personal?

La cantidad de dinero que te pueden prestar depende de la entidad prestamista o banco. Pero, en términos generales los préstamos personales van desde los $7.000 hasta el medio millón de pesos. El plazo de devolución puede llegar a ser de hasta 10 años.

El importe del crédito y el plazo en que lo vas a devolver serán unos factores claves que indicarán cuánto tendrás que pagar de interés. Si quieres devolver el préstamo en un breve período de tiempo, los intereses serán más bajos; en cambio, si lo vas a devolver en un período largo, los intereses serán más altos.

¿Qué tipos de préstamos personales existen?

Las entidades prestamistas acostumbran a ofrecer ciertos productos financieros que tienen un denominador común: te prestan dinero a cambio que lo devuelvas con los intereses y las posibles comisiones. La diferencia entre cada tipo de producto es el importe máximo del préstamo, el plazo de devolución y las tasas de interés:

    • Préstamo personal para la compra de un auto.
    • Préstamo personal para la compra de una vivienda. Popularmente conocido como hipoteca o crédito hipotecario.
    • Préstamo personal para las reformas del hogar.
    • Préstamo personal para poder pagar los estudios.
¿Cuáles son los aspectos a tener en cuenta antes de solicitar un préstamo personal?

Antes de solicitar un préstamo personal, hay que tener en cuenta una serie de factores para que este te salga a cuenta y no acabes pagando más. Los principales factores son:

El tipo de interés

Es uno de los factores más importantes ya que dirá lo que tienes que pagar en cada cuota, ya sea quincenal o mensual. La tasa de interés es un porcentaje que se aplica sobre el importe del crédito que hayas pedido. O sea que, cuanto más bajo, mejor.

Las comisiones de los préstamos personales

Algunas entidades prestamistas tienen una serie de comisiones que repercuten en sus créditos. Normalmente estas se aplican si se pide mucho dinero, como es en el caso del crédito automotriz o de la hipoteca.

Puede que encuentres entidades que ofrecen comisiones muy bajas como medida para atraer a más clientes. Pero, ten en cuenta que lo que descuentan por un lado lo van a sumar por otro.

El CAT

El CAT o Costo Anual Total de los préstamos personales sirve para calcular el costo total del financiamiento. Este se representa en un tanto por ciento que integra la tasa de interés, las comisiones de apertura, las primas de riesgo y otros gastos que pueda tener el préstamo.

En el momento de solicitar uno, es imprescindible que te fijes en el CAT ya que te indicará la cantidad que te tocará pagar. Normalmente este es meramente informativo porque depende del perfil de cada cliente, pero es una buena medida para hacerte una idea de lo que tendrás que pagar.

¿Hay requisitos para pedir un préstamo personal?

Normalmente los préstamos personales piden unos ciertos requisitos para poder ser concedidos. Claro está que estos pueden variar según la entidad prestamista a la que vayas o el tipo de crédito que pidas. Pero, a modo general, los requisitos que acostumbran a pedir son:

    • Ser mayor de edad.
    • Tener una fuente de ingresos estable y comprobable.
    • Demostrar antigüedad en el puesto de trabajo.
    • Presentar un comprobante de la dirección en donde se vive.
    • Tener un buen historial crediticio.
    • Dependiendo del préstamo, puede que requieran de un aval para poder concederlo.

Si las cantidades son bajas, la mayoría de entidades pide unos requisitos bastante flexibles. En cambio, si se necesita mucho dinero (como es el caso de las hipotecas), los requisitos son más duros ya que el banco o entidad prestamista quiere tener la seguridad de que podrás devolver el dinero que te prestaron.

¿En que casos no se recomienda pedir un préstamo personal?

Hay un aspecto que debes tener muy claro desde el primer momento. Los préstamos personales no valen para todo. Esto significa que hay una serie de casos en que no te recomendamos pedir financiamiento, ya que en el futuro lo vas a pagar más caro:

    • Si ya tienes un préstamo, no pidas otro. La mayoría de entidades no te darán dinero si saben que todavía estás pagando un crédito. Y no te preocupes que, aunque no se lo digas, tienen sus medios para descubrirlo.
    • Nunca pidas dinero para pagar un préstamo. Hay un peligro muy alto en que entres en un círculo vicioso del que te será muy difícil salir. Al final tendrás una deuda muy alta que te será imposible de pagar en la mayoría de los casos.
    • Si te quieres comprar un capricho, espera a ahorrar un poco y no te lo compres con un préstamo. Debes tener en cuenta que no solo pagas la cantidad de dinero que te dejaron, sino que será ésta más los intereses asociados que haya. Por ejemplo, si te conceden $2.000 pesos y los intereses son del 10%, al final te tocará pagar en total $2.200 pesos. Por lo que el capricho te saldrá más caro.
    • Solo pide un préstamo personal si te encuentras en una situación de urgencia y realmente necesitas el dinero. En este caso solo pide la cantidad que realmente requieras, ya que a más dinero más tardarás en devolverlo y más altas serán las tasas de interés.

Como puedes ver, los préstamos personales pueden ayudar en muchas situaciones, pero no son algo que se pueda tomar a la ligera. Esperamos que después de este artículo ya tengas más claro todo lo que se refiere a este tipo de financiamiento.

 

 


POB/JCSD