Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), señaló que en el estudio realizado a las turbinas del helicóptero Agusta, siniestrado el 24 de diciembre de 2018, no se encontró alguna anomalía y aseguró que en máximo tres meses concluirá el estudio de todas las partes de la aeronave.

Las turbinas del helicóptero en el que murieron la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso; su esposo Rafael Moreno Valle y tres personas más, no tenían ningún daño, de acuerdo con los avances que han entregado al gobierno mexicano los expertos internacionales que las analizan, declaró Jiménez Espriú.

El secretario de la SCT dijo que se dará a conocer cualquier información adicional que surja en las próximas semanas, pero no podrán dar una conclusión definitiva hasta que los diferentes grupos de expertos se reúnan para presentar un informe final que determine las causas del accidente.

 

 


POB/JMVA