Frédéric Vacheron, representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en México, señaló que la ciudad de Puebla tiene presiones para conservar sus valores, pero no hay peligro de que pierda sus atributos.

Tras su visita a la capital poblana, donde se conmemoró el 488 aniversario de su fundación, el representante explicó que la Unesco monitorea los aspectos, incluido el ambulantaje, pero no considera que esto ponga en riesgo los títulos de Puebla.

“La UNESCO monitorea todos los sitios del Patrimonio Mundial y ve todos sus aspectos incluidos los ambulantes, a través de expertos internacionales, que denotan que ese tipo de fenómeno no es propio de Puebla, sino común en los Centros Históricos”.

Señaló que se ha tenido comunicación con el Ayuntamiento de Puebla a fin de que se encuentre una solución para el reordenamiento y que los ambulantes no sean excluidos, pues considera que son parte de la ciudadanía.

Sin embargo, mencionó que buscan la forma de que se «respete la armonía» en el Centro Histórico y confían en que encuentren una solución.

 

 


POB/LFJ