Rocío García Olmedo, diputada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) propuso despenalizar el aborto, hasta las 11 semanas de gestación; así como cambiar la pena corporal por trabajo comunitario, para aquellas madres que aborten después de las 12 semanas de la embarazo.

La legisladora, en su proyecto de reforma a los artículos 339, 340, 341, 342 y 343 del Código Penal del Estado, propone flexibilizar las sanciones para quien decida hacerlo, por lo que las madres tendrán la opción de no pisar la cárcel, a cambio de hacer trabajo comunitario; así como disminuir la pena corporal, a la mitad del tiempo que estipula actualmente la ley que es de 6 meses a 12 meses.

Esta iniciativa de reforma al Código Penal, será analizada y dictaminada, y posteriormente se pasará al pleno legislativo.

Esta propuesta considera que, las féminas podrían ser amonestadas con 100 y hasta 300 días de trabajo a favor de la comunidad, solo si después de las primeras 12 semanas de embarazo se abortó.

Actualmente la legislatura únicamente permite el aborto por por cuatro causales entre ellas, está si el embarazo es resultado de una violación.

Se precisa que será el juez quien determine si la mujer debe enfrentar la cárcel o hacer trabajo comunitario, en caso de que aborte

Para los efectos de este Código, el embarazo es la parte del proceso de la reproducción humana que comienza con la implantación del embrión en el endometrio.

Actualmente la ley, en el artículo 339 dice: "Aborto es la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez".

García Olmedo también plantea la posibilidad de ampliar las causales de cuando el aborto sí sea legal, tal es el caso de:

  1. Una inseminación artificial
  2. Cuando se haga sin consentimiento previamente informado
  3. Se realice extracción de óvulos
  4. Inseminación artificial o transferencia de embriones, en una mujer mayor de dieciocho años, se le impondrá de cuatro a siete años de prisión.

 

--
POB/JCSD