La noche del 9 de mayo, se llevó a cabo el Debate Ciudadano, organizado por más de 40 organizaciones civiles, entre los candidatos Enrique Cárdenas Sánchez y Alberto Jiménez Merino, pues Miguel Barbosa Huerta decidió no asistir.

“Quien no se presenta no nos representa”, dijo Enrique Cárdenas al criticar la ausencia del candidato de Juntos Haremos Historia en Puebla.

Así, a lo largo del debate, sobresalieron los ataques contra Barbosa y los deslindes de “guerra sucia” por parte de Cárdenas; y de Mario Marín, por parte de Jiménez Merino.

“Tengo las manos limpias y por más que intenten señalarme por los errores de otros, el que va en la boleta es Alberto Jiménez Merino y se los digo bien claro, no tengo nada que ocultar”, señaló.

Aunque se contemplaba la participación de estudiantes, amas de casa, empleados, académicos, la mayoría de los asistentes eran políticos y personajes cercanos a los candidatos.

Al dar la bienvenida al debate, Melanie Gabriel Camacho, presidente de la organización Dale la Cara Al Atoyac, agradeció la presencia de los candidatos y lamentó la ausencia del abanderado de Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta.

“No quiso abonar a la democracia. No quiere responder las inquietudes de la sociedad civil”, dijo.

En el panel fue colocada una silla vacía, en referencia al candidato ausente.

La silla vacía de Miguel Barbosa. Foto: Agencia Enfoque

Entre las propuestas de Cárdenas resalta el duplicar el número de policías y triplicar el número de Policías Ministeriales. Se comprometió a impulsar la carrera policial y a hacer un control total sobre la corrupción y extorsión.

Por su parte, Jiménez Merino prometió apoyar a los universitarios con servicio social remunerado, incentivos a las empresas para que contraten recién egresados, así como detectar e impulsar la creación de liderazgos jóvenes.

El evento se realizó en el Hotel Intercontinental, ubicado en la capital poblana y tuvo un costo de 400 mil pesos.

 

 

 


POB/LFJ