Condors y Raptors disputaron la edición IV del Tazón México, el juego más importante en la Liga de Futbol Americano Profesional del país.

Raptors llegó con sed de revancha, tras haber perdido el año pasado ante Mexicas; del otro lado, Condors jugó por primera ocasión y para llegar aquí, dejó en el camino a Mayas y Artilleros 5 de Mayo.

El Estadio Ciudad de Deportes recibió el considerado “super bowl mexicano”. Horas antes del partido, los aficionados comenzaron a llegar, entre porras, pancartas y matracas el ambiente se hizo sentir; dentro del recinto, las marchin bands contagiaron con su armonía.

El calor y el sol dieron tregua esta tarde de futbol. Poco antes de las 15:00 horas, las nubes hicieron sombra en el campo y dieron la bienvenida a Alex Lora quien interpretó el Himno Nacional, enmarcado por el despliegue de la bandera monumental y armonizado por una orquesta.

Al término, los jugadores saltaron al terreno de juego y comenzó la acción en el día más importante para la Liga.

Raptors, que ostenta la marca de mejor ofensiva, puso en aprietos a la defensiva de Condors; sin embargo, aunque logró convertir en varias ocasiones la cuarta oportunidad, no logró ser efectivo para sumar los primeros puntos a su favor.

En los controles, Condors, logró rápidamente hacerse de puntos, gracias al avance de Luis Humberto López, pero el tino no estuvo de lado de Alan Paoli quien falló el punto extra. 

Foto: Juan Carlos Sánchez

El partido comenzó a ser más apretado conforme se acercaba el término del primer tiempo. Juego de defensivas que no permitieron el avance en zona roja, logrando la desesperación de los quarterbacks cuyos pases fueron sin éxito.

Pero casi al final de la primera mitad, Antonio Tenorio se escabulló hacia las diagonales e igualó el marcador 6-6.

Iniciando la segunda parte, una intercepción a Diego Arvizu culminó con tres puntos más para Raptors, pues a través de su pateador Diego Carsolio, se fueron arriba.

Aunque Condors intentó, igualar el partido, otro error de su pateador los dejó con la desventaja, pues, al intento de gol de campo, Raptors pudo bloquear la patada de Alan Paoli. 

Pese a la mala racha que su equipo vivía, la afición dorada con negro continuó apoyando y dando ánimo a su equipo. ¡Vamos Condors! ¡No los dejen pasar! se escuchaba a una sola voz.

Pareció que el apoyo se inyectó en las venas de los jugadores y la ofensiva dorada hizo explotar, cuando, de la mano de Diego Pérez Arvízu logró anotar el touchdown, más el punto extra, que les llevó a una ventaja de cuatro puntos en el tablero.

El último cuarto fue cardiaco. La emoción y los nervios entre ambos equipos era evidente, debido a la corta distancia y el tiempo que quedaba.

Así, Raptors reaccionó y en una cuarta oportunidad y diez por avanzar, Bruno Marquez conectó un pase de anotación con Diego Yañez y le da la vuelta al marcador, lo que hizo estallar a la afición verde.

Foto: Juan Carlos Sánchez

Quedaban cuatro minutos en el marcador cuando vino la anotación de Andrés Salgado, quien consiguió quedarse con la recepción y por tercera vez, el marcador dio la vuelta para colocarse en ventaja Condors.

La emoción llegó a tope, la afición sabía que ese podía ser la anotación que le diera su primer campeonato y no estaba tan equivocada.

Foto: Juan Carlos Sánchez

Aunque Raptors tuvo un intento por cambiar las cosas, no corrió con suerte, pues no logró conseguir la primera oportunidad en cuarta y con el reloj por consumir 26 segundos, tuvo que entregar el balón a Condors.

Los festejos tuvieron que esperar, pues la jugada se fue a revisión, un minuto que pareció eterno para aficionados y jugadores terminó siendo una recompensa cuando el árbitro confirmó que la posesión sería para los de dorado y blanco.

De inmediato, vino el clásico baño al coach y con eso, concluyó el partido. Hoy la Liga tiene un nuevo monarca, Condors y los Raptors se quedan, de nuevo, solo mirando al nuevo campeón.

Foto: Juan Carlos Sánchez
Foto: Juan Carlos Sánchez

El quarteback, Diego Pérez Arvizu fue nombrado el jugador más valioso del partido. 

 

 


POB/LFJ