Ante la víspera de la jornada electoral del 2 de junio, el sector restaurantero solicita a los ayuntamientos de la zona metropolitana de Puebla no aplicar la Ley Seca por 48 horas, pues ello representa pérdidas hasta del 40%.

Olga Méndez Juárez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), explicó que busca –a través de acuerdos con las autoridades de Coronando, Cuautlacingo, Puebla, San Andrés y San Pedro Cholula– se les permita a los establecimientos vender alcohol en el consumo de alimentos previo y durante a la votación de 2 de junio.

Recordó que hay una iniciativa en el Congreso local que fue presentada por el diputado del PVEM, Juan Pablo Kuri Carballo para que se elimine la prohibición de la venta, enajenación y consumo de alcohol 1 y 2 de junio.

“En caso de que no hubiera avance en el Congreso local, los ayuntamientos, por lo menos de la zona metropolitana, deberían permitir a los restaurantes vender alcohol siempre y cuando se consuman alimentos”, reiteró la líder de Canirac.

Olga Méndez abundó que la justificación que dan las autoridades para prohibir el consumo de bebidas etílicas, no es aceptada por los restauranteros, pues los actos ilícitos que se registran el día de las votaciones son ajenas a esta situación.

“Justifican la Ley Seca para evitar desmanes y violencia, pero no he visto a un borracho arrancando o robando urnas. Además a un turista no le interesa si hay votaciones o no, él quiere consumir alcohol con sus alimentos”, expresó.

 

 


POB/LFJ