Durante el II Congreso Internacional de la Luz, Ciencia, Arte, realizado en la BUAP, científicos hablaron sobre el papel que tiene la luz para entender al Universo, a nivel micro y macro.

Los científicos coincidieron sobre la importancia de la luz en la vida cotidiana, en el desarrollo del mundo, el conocimiento y la tecnología, así como las posibilidades para dilucidar el origen y camino que han de seguir la ciencia y la innovación tecnológica.

En este II Congreso participaron: Eugenio Ley Koo, físico de la UNAM; Alejandro Pedroza Meléndez, doctor en Ingeniería Biomédica, adscrito a la Agencia Espacial Mexicana; José Luis Sánchez Salas, doctor en Biología de la UDLAP; Luis Adolfo Orozco, físico de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, y Eduardo Merlo Juárez, maestro en Ciencias Antropológicas, quienes hablaron de sus experiencias con el estudio de la luz y cómo desde sus disciplinas incide en el conocimiento y en la cosmovisión que tiene el hombre.

En concordancia con los ponentes, Luis Adolfo Orozco coincidió en que la luz y la variación electrónica funcionan como un juego de pelotas, ambas dan lugar a una interacción electromagnética donde hay partículas mensajeras y otras que solo son jugadoras.

De esta forma, en un ir y venir, la información que proporciona la luz ha permitido que la ciencia avance de manera inimaginable, y para muestra la reciente imagen de un agujero negro lograda gracias a la información que capturaron telescopios milimétricos, uno de ellos instalado en la Sierra Negra de Puebla, a cargo del INAOE.

 

 


POB/LFJ