¿Qué es un orgasmo múltiple? ¿Es fácil tener uno? ¿Es fácil conseguir que mi pareja tenga uno?

Antes que nada, un orgasmo múltiple es la capacidad de tener un clímax varias veces durante la misma sesión de actividad sexual, intercalada o no con períodos refractarios (periodos de recuperación)… Ah y solamente los pueden tener las mujeres.

Además, muchas personas consideran que los orgasmos múltiples deben ser una experiencia que se disfrute al menos una vez en la vida.

Aquí entra el siguiente punto, ¿Cómo consigo que mi pareja tenga un orgasmo múltiple?

Anabelle Knight, terapeuta psicosexual y de parejas, recomienda una serie de puntos que pueden facilitar el orgasmo múltiple en la pareja

El ambiente y el humor

Knight propone acondicionar el espacio y los cuerpos. ¿Cómo? Con juegos previos que no precisen de un contacto sexual intenso. También se puede hacer uso de estímulos sexuales externos: música, velas, masajes, películas o cualquier cosa que excite a tu pareja.

Además, hay que recordar el rol que el humor y la risa pueden jugar.

Susana Ivorra, psicóloga, sexóloga y terapeuta de parejas, comenta: «nos hemos acostumbrado, quizá por lo que vemos en el cine, televisión, o las novelas que leemos, que la pasión lleva a dos personas a tener una relación sexual que fluye como si fuera una coreografía».

Esto en realidad no es así e intentar que lo sea puede generar frustración y ansiedad al momento de la intimidad.

El humor y la risa ayudan a no tomar tan en serio situaciones como aquellas que hacen que la relación sexual no culmine o no salga cómo habíamos pensando.

Ivorra recuerda que: «la risa genera endorfinas, dopamina, serotonina y adrenalina, todas ellas son hormonas responsables de la sensación de bienestar. Y muchas de ellas también se generan durante las relaciones sexuales, así que conjugar ambas sería como tener doble ración de bienestar emocional».

Sin penetración

Hay que dedicar tiempo a los juegos previos y, de ser posible, no recurrir a la penetración la primera vez.

Knight recomienda que la mujer tenga su primer orgasmo a través de la estimulación directa del clítoris, ya sea con un vibrador, consolador o mediante la acción manual u oral, esto facilita que se llegue a un orgasmo múltiple.

El clítoris es importante

Esto sección hace énfasis en las parejas heterosexuales. Hombres, ¡el clítoris es importante!

Tener orgasmos múltiples, como ya se mencionó, es difícil. Una de las ventajas que tiene las mujeres, es que sus periodos refractarios (tiempo que se necesita para volver a tener una relación) son menores a los de los hombres.

El clítoris solo necesita entre 2 y 3 minutos para recuperarse del primer orgasmo; mientras que el periodo refractario de un hombre puede durar desde varios minutos hasta un día; y únicamente se alarga con la edad.

Knight resalta que la estimulación del clítoris puede ser una buena forma de recuperarse después de alcanzar el primer clímax.

Resiste el primer orgasmo

Resistir el primer orgasmo (mujeres) hará el resultado final más intenso. Knight comenta al respecto: «Al retroceder antes de que suceda, puedes aumentar de forma muy significativa la cantidad de tensión sexual que recorre todo tu cuerpo. Esto no solo aumenta tus posibilidades de gozar de un primer orgasmo explosivo, sino que también te prepara para los demás».

Investiga tus puntos débiles

La experimentación es la clave, prueba diferentes tipos de estimulación, movimientos, técnicas o posturas. La clave está en continuar con la excitación que mejor te venga y volver al clítoris una vez tu pareja se sienta preparada.

Aprieta los músculos

Los ejercicios Kegel, contracciones de las musculatura del pelvis, puede conseguir que tus encuentros de pasión sean mucho más intensos. Estos ejercicios pueden lograr no solo que tu primer orgasmo sea más pleno, sino también los siguientes.

«El músculo pubococcígeo, que se flexiona con un ejercicio Kegel, se extiende desde el hueso púbico hasta el clítoris. Al realizar estos ejercicios todos los días, lograrás una excitación mucho más potente, un canal vaginal más estrecho y orgasmos más duraderos y mejores», observa Knight. «También obtendrás beneficios en tu salud física, como una menor probabilidad de sufrir complicaciones vaginales después del embarazo.»

 

POB/JMVA