Una juez federal concedió una suspensión a favor de Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla, contra la orden de aprehensión girada en abril por el delito de tortura.

Sin embargo, no logrará evitar ser detenido debido a que el delito del que se le acusa es considerado grave; es decir, está tipificado como grave y no alcanza la libertad bajo caución; por eso, en caso de ser detenido, será llevado a juicio.

En abril, un tribunal federal ordenó la aprehensión de Mario Marín Torres, ex gobernador de Puebla, Kamel Nacif y otras dos personas por el delito de tortura en agravio de la periodista Lydia Cacho.

Con el paso de los días, Lydia Cacho acusó a la Fiscalía General de la República (FGR) de haber sido omisa para concretar la captura de los acusados.

No obstante, Alejandro Gertz Manero, titular de la FGR aseguró que la detención del ex gobernador de Puebla, ya fue solicitada a Interpol y es buscado en 190 países.

 

 


POB/LFJ