Nueva clausura al vivero Santa Cruz por tala ilegal

Autoridades federales colocaron –nuevamente– sellos de clausura en el vivero Santa Cruz, por continuar con el litigio por tala ilegal.

Texto: Carlos Fabian Velázquez
Video: Lizeth Flores Jácome
Fotos: Juan Carlos Sánchez y Juan Manuel Vargas.

Autoridades federales colocaron –nuevamente– sellos de clausura en el vivero Santa Cruz, por continuar con el litigio por tala ilegal.

En octubre de 2018, vecinos de la zona denunciaron que en el vivero se estaban talando árboles, por lo que autoridades municipales de Cuautlancingo y Puebla clausuraron las entradas.

Meses después, los vecinos lograron un amparo y con ello vino una inspección por parte de autoridades federales para ver en qué estado se encuentra el área verde.

La autoridad federal realizó una inspección para constatar si continúa la tala. Foto: Juan Manuel Vargas

El 24 de mayo se reunieron sobre el bulevar Forjadores esquina con Zavaleta para manifestarse en contra de la tala de árboles dentro del vivero.

Con el uso de pancartas y cartulinas, los vecinos acusaron que, pese a la clausura vigente, se seguía realizando la tala de árboles de manera ilegal.

Los defensores del vivero señalan que el predio pertenece a Dalhel Lara, ex Secretaria Ejecutiva del Instituto Electoral del Estado de Puebla y se ha hecho la tala con la intención de fraccionar el terreno para construir un desarrollo inmobiliario.

Así, en punto de las 10 de la mañana, se abrió el acceso al vivero, al cual ingresaron únicamente, las autoridades pertinentes y expertos en materia de derecho para constatar si se seguía realizando la tala ilegal dentro del vivero.

Foto: Juan Carlos Sánchez

Los vecinos, apoyados por las organizaciones Fundación Mexicana del Árbol y Greenpeace, lograron el apoyo de más de 150 mil firmas en la plataforma Change.org para parar lo que consideran un ecocidio.

Al lugar, llegaron personal de inspección de ecología del municipio de Cuautlancingo, personal de protección civil; además de un actuario del juzgado federal quien estaba a cargo de la diligencia. Al llegar, el actuario redactó una lista con los funcionarios de protección civil y de inspección de ecología presentes.

La petición para frenar la tala del vivero alcanzó más de 105 mil apoyos. Foto: Juan Carlos Sánchez

Los vecinos explicaron que el vivero es atravesado por el Río Rabanillo, que fue decretado como Zona de Protección y Reserva Ecológica en 1994, por el entonces gobernador Manuel Bartlett. Afirman que gran parte de los árboles talados, no se encontraban en propiedad privada, además de estar irregularmente cercada.

“Una agravante de esta tala ilegal es el hecho de que el predio es atravesado por el Río Rabanillo, el cual se decretó como Zona de Protección y Reserva Ecológica en su trayectoria de 3.25 km de recorrido dentro del área a rescatar”.

Antes de la inspección, los sellos de clausura habían sido retirados. Foto: Juan Manuel Vargas

Al finalizar la inspección realizada por las autoridades, se constató que dentro del lugar se encontraban alrededor de 54 árboles derribados y «algunos parecían haberse derribado recientemente», mas no se pudo constatar que dichos árboles habían sido talados, antes o después de haberse clausurado el vivero.

“Lo que es una victoria es tener todavía la protección federal del juez y que el juez haya ordenado esta inspección; hacerlo visible, eso es una victoria”; declaró Sergio, quien forma parte del grupo vecinos.

Según los vecinos, el siguiente paso es: esperar a ver cómo viene la resolución del juez y con base en eso nos moveríamos”.

La Secretaría de Medio Ambiente de Puebla colocó nuevamente los sellos de clausura. Foto: Juan Manuel Vargas

Los vecinos hicieron una llamado a los candidatos a la gobernatura del estado, a que se pronuncien en cuál será su agenda ecológica y de desarrollo urbano.

 

 


POB/LFJ