OPINIÓN: Contaminación de Puebla, la herencia de los Moreno Valle

Medidas que controlen los excesos, sobre todo ambientales, a la gran mayoría les molestan y por ende, como dije hace rato, son impopulares.

jcsd-header

Si vemos hacia el horizonte, en la ciudad de Puebla, pareciera que hay una leve neblina, pero no lo es, es contaminación. Hemos estado sintiendo ese raspado en la garganta y esa irritación en los ojos. También, por si no lo hemos notado por esa vía, cuando menos las miles de publicaciones que, conocidos, hacen en las redes sociales, nos están avisando.

Y esto no es de gratis, el gran parque vehicular, las pocas normas de movilidad y la falta de lluvia. Las leyes que regulen o los gobernantes que se ocupen de esto, simplemente no existen. Y es que meterse en ese tema, parece que es poco popular.

Regresando a la trillada frase de «la gente tiene mala memoria», a varios que hoy veo quejándose de la contaminación, han defendido a capa y espada a los Moreno Valle ¿y qué creen? dicho matrimonio siempre se opuso a creación de normas como el «hoy no circula», porque Puebla no tenía los niveles de contaminación tan graves.

NUNCA entendieron, comprendieron o les importó algo tan básico como «prevenir» y aquí están las consecuencias.

Ahí está la prueba, cuando les muestro a mis alumnos y amigos, el porqué de la importancia de leer noticias. En algún momento, le cuestionamos (me incluyo) a Rafael o a su gabinete, por qué no entraban al tema y sus cuidados, y fue una semana muy estrasante en la Comisión Ambiental de la Megalópolis, decían que no y no.

Por ejemplo, en Poblanerías tenemos poco más de 6900 contenidos que llevan la palabra «contaminación» y que hablan desde los efectos en China, productos hechos por investigadores en México y en Puebla, opiniones de científicos y hasta declaraciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), cuando decían que esto atentaba contra la humanidad. Pues eso les valió madre.

Medidas que controlen los excesos, sobre todo ambientales, a la gran mayoría les molestan y por ende, como dije hace rato, son impopulares. Queriendo perpetuarse en el poder, a través de su esposa, y con la extensión de Antonio Gali Fayad, era evidente que no podían sumarse a las medidas.

Informar al respecto, parece que tampoco es popular. Recuerdo la vez que acudimos a la Hacienda de Chautla, porque la Volkswagen le entregaba el Premio a la Investigación Científica en Conservación Biológica, Volkswagen Por amor al Planeta al Dr. Ricardo Rodríguez Estrella, por su destacada trayectoria.

Ahí, Pablo Spencer y yo, le preguntamos sobre la calidad del aire y nos dijo que ya se debían tomar medidas aunque no se estuviera aun, en niveles graves; habló de un reordenamiento del transporte público y del –hoy no circula–.

¿Por qué lo menciono? Porque fuimos ¡los únicos que lo entrevistamos!

Los compañeros de la prensa, prefirieron caerle en manada en entrevista improvisada al secretario del gobierno del estado de Puebla, que estaba ahí (ni vale la pena mencionar su nombre) y sus preguntas iban en función de la grilla y golpeteo diario que se traían (traen) para variar los políticos. Claro, obviamente después se sentaron en sus respectivas mesas, para seguir comiendo y chupando lo que la VW, les había invitado.

Es decir, podemos hablar de cómo la contaminación provoca 48 muertes al año en Puebla; el mismísimo IMSS puede advertir del aumento de la contaminación; o que la contaminación del aire afecta la calidad del sueño (por eso anda usted fatigado) y las cosas van a seguir igual.

Es más, desde 2017, gracias a Samantha Páez, publicamos un reporte súper completo de cómo y por qué Puebla incumple con las normas de calidad del aire; donde entrevistó al Dr. Andrés Adolfo Muñoz García y él mencionaba que, primero se generan molestias oculares, luego enfermedades respiratorias –principalmente en niños y ancianos- y después enfermedades cardiovasculares.

Incluimos, que en 2015, ninguna de las estaciones que monitorean la calidad del aire, lo hicieron de manera completa, omiten un tipo de contaminante. Dele clic aquí para profundizar, está muy completo el contenido.

Bueno, parece que nada de eso importa. Insisto en que, por eso debe usted leer noticias y por eso debe informarse; por eso leer las propuestas de los candidatos, sus partidos, antecedentes; ver el debate y sobre todo, a cada oportunidad (hay que buscarla) cuestionarlos.

Sí, es como dije, herencia del morenovallismo, pero también de usted que no lee.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Juan Carlos Sánchez Díaz es un periodista multimedia, director de Poblanerías.com y docente universitario. Ha colaborado en diversos medios y agencias de noticias nacionales e internacionales, así como en conferencias. Es Diplomado en Periodismo de Investigación por el CIDE; Master en Periodismo y Comunicación Digital por la UAB y Maestro en Comunicación y Medios Digitales por la UDLAP.


POB/LFJ