ANÁLISIS: ¿Qué es una droga?

Al uno buscar la palabra “droga” en la página del Diccionario de la Real Academia Española dos definiciones sobresalen.

juan-ma-banner

Al buscar la palabra “droga” en la página del Diccionario de la Real Academia Española, los dos primeros resultados definen:

  1. Sustancia mineral, vegetal o animal, que se emplea en la medicina, en la industria o en las bellas artes.
  2. Sustancia o preparado medicamentoso de efecto estimulante, deprimente, narcótico o alucinógeno.

Se use donde se use y lo use quien lo use, en ambas definiciones coincide en que es una sustancia. Ahora, la RAE define “sustancia” como: materia caracterizada por un conjunto específico y estable de propiedades.

Esto quiere decir que toda sustancia puede ser una droga y que toda droga tiene propiedades específicas. Es por esto que en esta columna, presentaré las substancias más adictivas.

El 2 de marzo de 2016, el portal inglés The Conversation publicaba el estudio del Profesor David Nutt.

En este, Nutt y su equipo de expertos midieron el potencial adictivo de una droga basándose en el daño que causa, el valor de venta, qué tanto dicha droga activa el sistema de dopamina del cerebro, qué tanto placer reportan los usuarios, los síntomas de abstinencia que causa y qué tan fácil es que la persona que prueba dicha droga se vuelva adicta.

De acuerdo con el ranking de Nutt y su equipo, las sustancias más adictivas fueron:

Heroína

Con un puntaje 3 de 3, está droga se lleva el primer lugar como la más adictiva por varios factores.

De acuerdo con el estudio, esta sustancia derivada del opio hace que la dopamina (“la hormona del placer”) en el cerebro aumente sus niveles hasta un 200%.

También es de las sustancias más peligrosas, pues la dosis que puede derivar en la muerte es apenas cinco veces más alta que la que se necesita para sentir sus efectos.

El documento resalta el riesgo para los usuarios y la sociedad en general.

Cocaína

Esta sustancia interfiere directamente con la capacidad de la dopamina para convertir mensajes entre neurona y neurona. Esto causa que las vías de recompensa del cerebro trabajen de forma anormal.

En experimentos con animales la cocaína causo que los nivele de dopamina se elevaran hasta tres veces su nivel.

Se estima que cerca del 21% de las personas que han probado cocaína se vuelven dependientes en algún punto de su vida. En el documento se le compara a la metanfetamina y a las anfetaminas.

Nicotina

La nicotina es el ingrediente adictivo principal del tabaco.

Al una persona consumir un cigarro esta sustancia es de las que se absorben en el menor tiempo por los pulmones, para pasar al cerebro. Por ello, Nutt y su panel de expertos decidió clasificar esta sustancia como la tercera más adictiva.

Se estima que para 2030 el tabaco habrá matado a cerca de 8 millones de personas. Esta sustancia eleva los niveles de dopamina entre un 20% y un 40%.

Barbitúricos

Los Barbitúricos iniciaron un tipo de fármacos que buscaban tratar la ansiedad e inducir el sueño.

En pequeñas dosis pueden causar euforia y excitación, pero un uso abusivo puede ser letal ya que pueden suprimir la respiración.

La dependencia de barbitúricos era común cuando los medicamentos estaban fácilmente disponibles con receta, pero ha disminuido drásticamente a medida que otros medicamentos los han reemplazado.

El estudio resalta el papel que juega el contexto en la adicción: si una droga adictiva no está ampliamente disponible, puede hacer poco daño.

Alcohol

De un máximo de 3, esta sustancia recibió un puntaje de 1.9. En un experimento realizado en animales, los niveles de dopamina al consumir alcohol se elevaron entre 40% y 360%.

El estudio estima que un 22% de las personas que han consumido alguna bebida alcohólica se volverán dependientes en algún punto de sus vidas.

Pueden contactarme en: [email protected] y en Twitter, a través de:

Juan Manuel Vargas Alvarez es un periodista en proceso de formación. Estudia la licenciatura en comunicación y ha cubierto elecciones en los tres niveles, justas deportivas, tomas de posesión, manifestaciones, desalojos y varios eventos de manera multimedia.


POB/JCSD