Los integrantes de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático en el Congreso de Puebla, aprobaron –por unanimidad– solicitar que la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (Sdrsot) busque a las aves que quedaron a cargo del gobierno del estado.

Luego de que fuera cerrado el recinto y las aves retiradas, la LA Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) se encargó de 316 especies silvestres; supuestamente solo 105 fueron trasladadas al parque Flor del Bosque, de las cuales se reportó murieron 23.

Las restantes 884 aves domésticas se convirtieron en responsabilidad del gobierno de Puebla, pero al parecer todas desaparecieron.

En este mismo espacio fue inaugurado en 2017 el nuevo aviario llamado Arboterra, que le fue concesionado a Africam Safari por 30 años, empresa que lo llenó con sus propias aves.

Tras ganar el juicio contra Profepa luego de cuatro años, el ambientalista Martín Camacho Morales exigió la devolución del aviario “Revolución Mexicana” y los mil 200 animales que tenía.

En 2014 el aviario, ubicado en el Parque Ecológico, fue cerrado después de una inspección Profepa. Durante dicha inspección un total de mil 200 aves fueron retiradas del recinto y puestas a disposición de la dependencia federal y del Gobierno Estatal.


publicidad puebla
 

 

 


POB/JMVA