Manuel Alonso García, secretario de Seguridad Pública del Estado, indicó que policías encubiertos subirán a las unidades del transporte público, para combatir el robo en los derroteros.

“Es parte de la estrategia, es parte de lo que hemos hecho cuando se han trabajado estas estrategias y nos ha dado resultados”.

Los elementos de la policía que subirán a las unidades no estarán armados. El que aborde la unidad, estará en constante comunicación con compañeros que irán en una patrulla detrás del camión.

De esta forma, cuando se detecte un intento de asalto, el policía que está dentro alertará a los demás para que puedan interceptar y detener al o los delincuentes.

En entrevista, el encargado de la seguridad señaló que, además, robustecerán las estrategias de judicialización, entre la dependencia a su cargo y la Fiscalía General del Estado, para que los implicados en este delito, no salgan nuevamente a delinquir.

“También estamos buscando judicializar, de mejor manera, a aquellos probables responsables, muchos de ellos en años pasados fueron asegurados de la policía y muchos de ellos están libres son los mismos que están cometiendo los mismos delitos”.

 

 

--
POB/LFJ